miércoles, 13 de febrero de 2008

Cupido otra vez

Para mí, febrero es muy especial. Primero, porque varios “chicos y “chicas” de la Promoción “Javier Loayza” cumplimos años y algunos días de este mes nos reencontramos y recordamos nuestra estupenda vida escolar. Precisamente, el domingo pasado, estuvimos en la casa de uno de ellos y allí, quien ahora es un reconocido psiquiatra en el Hospital Hermilio Valdizán, me hizo referencia a una composición sobre los flechados por Cupido que esta servidora escribiera para el curso de Lenguaje. En mi memoria, solamente retengo el coro de La vida en rosa, en la interpretación de Manolo Otero, que pude transcribir en dicho texto y que luego supimos que a la maestra le encantaba hasta el delirio.
La segunda razón es porque en este mes de los carnavales San Valentín también celebra su onomástico y cerca a su fiesta rememoro el siguiente diálogo:
- Tía, ¿qué te regalaba mi tío para el 14?
- Nada.
- ¿Naaada? -interrogó con ojos destemplados mi sobrina Damaris.
- Es que en mis tiempos no existía el Día de la amistad y, mucho menos, el Día de los enamorados -respondió mi madre.
Si hicieras la misma pregunta a tus padres, abuelos o vecinos que pasan los cincuenta años probablemente escucharás la misma respuesta.
Como podrás darte cuenta, es otra costumbre foránea, británica, para ser precisas, que hizo su periplo hacia Norteamérica y de allí vino hasta nosotros teñida del mejor sentido comercial. No en vano, Colombia, segundo exportador mundial de flores, espera hacer una venta de 260 millones de dólares a Estados Unidos para esta ocasión.
Te confieso que aunque en este día los detalles nos emocionan, sería mejor expresar nuestro cariño de diversas maneras durante todo el año, ¿no te parece?

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Así es Vilma, el cariño se demuestra de muchas formas y todos los días con los pequeños detalles que encantan. Soy eternamente feliz si me ayudan a cocinar y me sirven mis alimentos.

Espléndida dijo...

Estimada amiga anónima:
Puedo asegurate que miles de las hijas de Eva coinciden contigo.
Saluditos veraniegos.